Monthly Archives: abril, 2016

LA HORA DE LOS NIÑOS: LAS FIESTAS INFANTILES

La infancia, el derecho de vivir en una familia, sea natural o no;
el derecho de cada ser humano, hasta los 12 años al menos, a ser alimentado, 
cuidado y vestido, dotado de una morada y de unos padres que lo protejan,
que le cuenten cosas, que rían y que le hagan reír, que garanticen
y preserven lo que hay en él de despreocupación, de sueño, de libertad.  

Jacques Attali, Diccionario del siglo XXI, 2007.

Mi mamá casi siempre me festejó mi cumpleaños; hacía gelatinas y champurrado y compraba un pastelito y tamales. Si el día de mi cumpleaños caía entre semana, hacíamos la fiesta en la tarde, si era en sábado o domingo, la hacíamos en la mañana. Con mis hermanos y algunos de mis primos, jugábamos un rato en el patio y luego entrábamos al comedor para cantar las mañanitas y partir el pastel. En ese entonces, llevar regalo a la fiesta no era un requisito, y si lo llevaban, se agradecía.

Viñeta “Para una fiesta infantil” Centro de Documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C

Viñeta “Para una fiesta infantil” Centro de Documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C

Ya de muchos años, he tenido la gran oportunidad de coleccionar utensilios de cocina y comedor, he adquirido piezas de gran valor histórico (cada una de ellas con su propia substancia). Sin embargo, no deja de asombrarme cómo las piezas que van apareciendo se van enlazando unas con otras; unos ejemplos: contar con recetarios para fiestas infantiles de Josefina Velázquez de León, y luego ¡encontrarme con los moldes de la portada del recetario, gracias a mi querida hermana Elo, en su tienda de antiguedades!

Molde de picos. Colección Familia MartínezTorres. Fotografía Lilia Martínez.

Molde de picos. Colección Familia MartínezTorres. Fotografía Lilia Martínez.

O, revisar las recetas de pasteles y gelatinas y darme cuenta de que ¡tengo los mismos moldes del adorno del pastel! Finalmente, de eso se trata el coleccionismo y la investigación, de reunir objetos que, juntos, formen fragmentos de nuestra historia, los que funcionan perfectamente para conocer cómo, en este caso, los poblanos celebrábamos las fiestas infantiles.

Josefina Velázquez de León -maestra de cocina-, a finales de los años treinta abrió en la Ciudad de México su Academia de Cocina Velázquez de León. Después creó su propio fondo editorial, Ediciones Josefina Velázquez de León, para publicar sus propios recetarios y, finalmente, organizó su propia empresa de venta de utensilios para cocina y repostería. En su larga labor -más de treinta años-, logró el gusto del público en grandes proporciones, lo que le permitió establecer sus propias maneras de cocinar y ofrecer variados estilos de servir las mesas.

Fiesta de cumpleaños de Beto, en la mesa numerosas golosinas para los invitados. Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Fiesta de cumpleaños de Beto, en la mesa numerosas golosinas para los invitados. Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Para las fiestas infantiles Josefina Velázquez de León instituyó las “clases de merienda para niños”. También para las fiestas infantiles vendía “Todos los Libros de Cocina (varios recetarios para hacer pasteles, gelatinas, tamales y atoles), Moldes de Lámina (para pasteles y gelatinas), Moldes de Yeso (con formas de animalitos), Figuras de azúcar y Adornos para Pasteles”. Para obtenerlos solo se tenía que hacer el pedido mencionando el título del libro, molde y figura y la Academia remitía los envíos por “Correo, por Express, por Auto Transportes y por Express Aéreo” a toda la República y el extranjero.

Velázquez de León, en su libro Fiestas económicas para niños, da varios consejos para arreglar el comedor y la mesa para las fiestas infantiles:

~ Adornar el comedor con globos, serpentinas y diferentes adornos que se hacen de papel.

~ Cubrir la mesa con manteles de colores vivos, prefiriendo los que tienen alguna figurita como payasos, animalitos, etc.

~ Poner en cada lugar un platito con alguna figurita de galleta o malvavisco, o muñecos con dulces.

~ En cada lugar poner un plato grande y una taza con su correspondiente platito, a un lado la servilleta haciendo juego con el mantel, frente al plato se pone un vaso con leche fría, al lado derecho el tenedor para el pastel y del lado izquierdo una cucharita para la jaletina y otra para el helado.

~ Servir tazas de chocolate o café con leche, galletas, sándwiches o alguna ensalada, jaletina y postre.

~ Al pastel grande se le pondrán las velitas según los años que cumpla el festejado y que apagará antes de partir el pastel.

Siguiendo todos estos consejos, seguramente la fiesta infantil era un éxito. El mismo libro tiene recetas para:

~ Sandwiches para fiestas de niños

~ Pastel del Cow-boy

~ Ensalada de burritos de salchichas

“3 Primaveras, 2-27-47”, pastel y refrescos en la fiesta. Fototeca Lorenzo Becerril A.C

“3 Primaveras, 2-27-47”, pastel y refrescos en la fiesta. Fototeca Lorenzo Becerril A.C

El libro de las Jaletinas dice: “Las jaletinas son uno de los principales postres por su valor alimenticio, su exquisito sabor y su buena presentación”; el libro cuenta con una selección de 50 recetas para:

~ Jaletinas chicas de jugos de frutas de leche.

~ Jaletinas grandes adornadas con frutas, con figuras de medio relieve.

~ Jaletinas comerciales.

Pastel, golosinas y flores en la fiesta. Fototeca Lorenzo Becerril A.C

Pastel, golosinas y flores en la fiesta. Fototeca Lorenzo Becerril A.C

Otro libro es para Pasteles y jaletinas para niños, con “Recetas de Pasteles y Jaletinas Propias Para Fiestas Infantiles”, algunas de ellas:

~ Pastel Piolín

~ Pastel del gato en el cojín

~ Pastel fiesta de niños

~ Pastel de los perritos

~ Barquitas rellenas

Libro “Pasteles y jaletinas para niños” y Mantel para fiesta infantil.

Libro “Pasteles y jaletinas para niños” y Mantel para fiesta infantil.

Uno más, el libro Tamales y Atoles, contiene:

~ Reglas para hacer buenos tamales

~ Manera de hacer la harina de maíz para tamales

~ Manera de preparar el maíz para hacer la masa, base de varios atoles

~ Recetas de tamales y atoles

Los adolescentes en la fiesta comiendo tamales y pan de dulce. Fototeca Lorenzo Becerril A.C

Los adolescentes en la fiesta comiendo tamales y pan de dulce. Fototeca Lorenzo Becerril A.C

tenedor

SARTEN Y PLUMA, LOS CRONISTAS CULINARIOS DE PUEBLA

La ciudad es un mapa donde ha quedado grabada,
con señales muy precisas nuestra vida;
sitios donde probamos el mejor desayuno,
cafés donde fueron posibles los encuentros.
 La ciudad es inolvidable, injusta, irrepetible, ideal: es una abstracción, pero es tu vida. 

 Gabriel Wolfson, Puebla viaje y memoria, s/f.

Crónica y costumbrismo, fiel reproducción de los usos y costumbres de las diversas capas sociales y de las particularidades de la ciudad de Puebla; la de los Ángeles; la de Zaragoza; la Cuatro Veces Heroica y la de Becerril. Las fuentes de los cronistas se encuentran en la vida cotidiana, en el realismo que hacen propio, dándoles a sus crónicas un estilo y carácter muy poblano. Para este tema de Sarten y pluma, tenemos la aportación de autores reconocidos o, periodistas consagrados o incipientes.

Los textos referidos a continuación, están situados en varias vertientes de la literatura, ya sea en forma de artículos de costumbres, una crítica social y política: Guillermo Prieto y José Luis Dávila. Cuadros sociales que revelan una visión de la vida poblana de la época: Salazar Monroy, Miko Villa, Antonio Deana Salmerón y Edgar de la Cruz. Reportajes que informan sobre personajes, sucesos u otra temática: Enrique Cordero y Torres, Carlos Maceda, José Recek Saade, Jesús Manuel Hernández, Hugo Cabrera y Fabián Valdivia. Estampas picarescas sobre la abigarrada vida poblana: Óscar Alarcón.

Las crónicas, así como la cita, fueron extraídas de libros, revistas, tesis y la WEB. ¡De antemano, mi total agradecimiento a todos los autores, por brindarme un mayor conocimiento de nuestra gastronomía poblana!

Iglesia de la Compañía, 2015. Fotógrafo José Loreto Morales.

Iglesia de la Compañía, 2015. Fotógrafo José Loreto Morales.

Semana Santa de hogaño

Guillermo Prieto

El Jueves Santo en la mañana. Las seducciones de la gula […] los picaros mortales vacilan entre el pescado, los navegantes, las tortas y torrejas y la representación de escenas espirituales.

Ocho días en Puebla

Abril de 1879

Carpa, anguila y sollo “El libro de cocina” de Jules Gouffé. Antiguo jefe de cocina del Jockey-Club de París Madrid, Librerías de A. De San Martín, Editor, 1885. Biblioteca de la Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Carpa, anguila y sollo “El libro de cocina” de Jules Gouffé. Antiguo jefe de cocina del Jockey-Club de París Madrid, Librerías de A. De San Martín, Editor, 1885. Biblioteca de la Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

La típica cocina poblana

Salazar Monroy

La típica cocina poblana se caracteriza por sus azulejos, por sus braseros semicirculares y prismáticos, por sus hornillas redondas o cuadradas con atanores, por sus metates y cajetes de piedra granítica, por sus ventrudas cazuelas de barro con reborde vidriado para el mole de guajolote, por sus torteras para sopas, por sus grandes ollas de arcilla para cocer tamales y atoles o sabrosos champurrados, y también para refrescos de horchata, por las parrillas de fierro a forja para asar carnes. Relación documental. Las anteriores recetas (presentadas) fueron sacadas de los viejos apuntes de cocina, que las religiosas conservaban en sus conventos, y en cuanto a las medidas antiguas, se convirtieron a las modernas, suprimiendo las libras y onzas por kilos y gramos, conforme al actual sistema métrico decimal.

La típica cocina poblana y los guisos de sus religiosas

1945

Alimentos

Enrique Cordero y Torres

La cocina poblana no es complicada; buena parte de su recetario contiene guisos sencillos, económicos y variados, para el diario servicio de la mesa, como son sus sabrosísimos chilmoles y moles, sus fritangas, enchiladas, chilaquiles. En los tratados de cocina se enlistan: huevos en tortilla poblana, tortilla de huevo angelopolitana, huevos borrachos poblanos (con vino); ensalada angelopolitana, ensalada de coliflor; puchero poblano o cocido a la poblana; sangre de pavo o guajolote, guajolote al horno, guajolote a la poblana; guisos variados de puerco, sangre o moronga de cerdo, lechón a la poblana, costillas encebolladas de puerco; albóndigas, costillas en pulque, asado claveteado con salsa borracha (lleva pulque); enjitomatados, etc., etc.

Historia compendiada de Puebla

1965

Nostalgia gastronómica

Miko Villa

Tengo nostalgia por aquellas comidas abundantes e interminables, de largas e íntimas sobremesas, donde los acontecimientos del día, los recuerdos y la evocación alternaban con el chisme sabroso y mordaz. Se desayunaba temprano el café con leche, el pan de dulce, los frijolitos, pues los frijoles no faltaban en casi ninguna comida. Se almorzaba como a las once, enchiladas, chilaquiles, huevos o un bistec. Después, se comía la gran comida del día. Algunos todavía merendaban, algún chocolatito o alguna golosina a media tarde antes de que llegara la hora de la cena en la que se comía lo que había quedado de la comida junto con café con leche y pan de dulce

Puebla 450 años

1981

Comida en familia. Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Comida en familia. Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Algunos de los guisos provenientes de la cocina poblana

Antonio Deana Salmerón

Puebla a través de sus cuatro y media centuria de existencia ha ido refinando su cocina al mismo tiempo que hemos tenido el privilegio de conservar los guisos tradicionales de la ciudad […] Los dulces de Puebla. Inmensa en la variedad de los dulces poblanos y solo en pensar en ellos, se turba la mente y faltan las palabras no solo para hacer su descripción, sino hasta para formular una simple relación de ellos, puesto que no debe creerse que los dulces de Puebla se concretan a los Camotes y a las ricas Tortitas de Santa Clara. ¡No, por Dios! Esto es lo que busca el turismo nacional y extranjero por la gran fama que han adquirido estos dulces por su originalidad y exquisitez. ¿Por donde empezar? Hay dulces cubiertos, caramelos, pastas, jaleas, mermeladas, conservas, ates, mazapanes, merengues, muéganos, buñuelos, chongos, chocolates, cocadas, palanquetas, alegrías, duquesas, trompadas, charamuscas, compotas, etc.

Cosas de Puebla

1986

Diseño de tarjetas postales basadas en su gastronomía

Carlos Maceda

La importancia de la cocina poblana no solo radica en la habilidad de las cocineras, conocidas y anónimas, sino con la calidad de los productos con los que se elabora. De ahí que los viejos tianguis y los mercados hayan sido y serán fundamentales […] donde la gente se satisface con antojitos y guisos que va, desde unas chalupas hasta un plato de mole de panza, pasando por los molotes, memelas y pambazos.

Tesis de licenciatura BUAP

1998

Viñeta. Centro de Documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Viñeta. Centro de Documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

El vino, ángulo de la civilización

José Recek Saade

Todo tiene en su hora su vino; el momento reflexivo o el convivio risueño, ya en la taberna o la casa, el del ara gastronómica exquisita y el de la mesa diaria. […] Al consumo del vino, entendido como rito, podemos llegar por dos conceptos: de Stendhal cuando conoce los procesos de los Burdeos y exclama: “Yo amo ese arte porque no admite ninguna hipocresía” y de Charles Colín, catador sacerdotal del rito, quien dice: “Hay que mirar, oler y gustar en ese orden”.

Dos ensayos el maíz y el vino

2000

Viñeta. Centro de Documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Viñeta. Centro de Documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Los antojitos de la 3 sur

3 sur, entre 27 y 29 poniente, colonia Chulavista

Óscar Alarcón

Como éramos varios hombres, ninguno quiso cocinar. Decidimos salir de cacería y llegamos a los Antojitos de la 3 sur. Era de noche, lo tradicional, por no decir lo único que sirven en este lugar, son tostadas, pelonas, chalupas y tacos dorados, pero si tu dentadura no es la mejor te pueden ofrecer tacos suaves, que son lo mismo que los dorados pero con menos tiempo en la freída, rellenos de carne, pollo o papa. Las tostadas también son de pollo y carne de res deshebrada, las pelonas igual, pero puedes pedir que le pongan guacamole y créeme, es altamente recomendable que las pidas así. De las chalupas no hay mucho que decir en cuanto a su preparación, ya sabes la tortilla frita en manteca —en este caso es en aceite— salsa verde y roja, una minúscula tira de carne de res y cebolla, para los borrachos es mejor pedir tostadas y pelonas. Todo lo que se sirve ahí se puede acompañar con un buen refresco del Valle o una coca cola, mientras disfrutas de algún cantante que de vez en cuando llega con su guitarra y se echa dos o tres boleros. Mis amigos pidieron tostadas y pelonas, yo sólo tostadas de pollo con las dos salsas: verde y roja.

http://neotraba.com/los-antojitos-de-la-3-sur/

Noviembre 13, 2011

Miguel Gómez Medina. Viñeta, Centro de Documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Miguel Gómez Medina. Viñeta, Centro de Documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Temporadas llenas de sabor

Marzo y abril

Jesús Manuel Hernández

“Comamos pues, en gracia de Dios, aunque no sea más que para no ser culpables del delito de no comer”. Prólogo del Manual del cocinero y cocinera, Puebla, 1849. P. 3. En los meses de marzo y abril llega a los mercados el huazontle, la hierba adorada por los precolombinos y cuya semilla se llama amaranto. Los huazontles bien limpios se rellenan de queso fresco de cabra y se capean parea meterlos en un caldillo de jitomate con la más clara influencia del clemole prehispánico. Los llamados escamoles, que son huevos de hormiga, llegan también a los hogares y abundan en los restaurantes. En la cuaresma, los chiles jalapeños, introducidos desde Veracruz, se les llama cuaresmeños; las cocineras poblanas los adoptaron para rellenarlos con sardinas, queso añejo, frijoles y cualquier pescado en escabeche. También de vigilia es el consumo de los romeritos, especie de quelites, en mole o pipián acompañados de tortitas de camarón seco.

Calendario Gastronómico de Puebla

2012

Viñeta. Centro de Documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Viñeta. Centro de Documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Rinden honor al mole

Hugo Cabrera

“El mole poblano es el platillo más emblemático de México”, coincidieron en afirmar los chefs de fama mundial Patricia Quintana, Eduardo Osuna, Marcela Valladolid, Rick Bayless y Mark Bittman, durante el Festival Internacional del Mole que se realizó en Puebla. Puebla se ha convertido en un ícono de la gastronomía, ya que sus platillos han logrado colocarse a nivel mundial como los mejores de la cocina mexicana… habría que hacer esfuerzos por promover la comida mexicana a nivel mundial. Los productos poblanos predilectos: camotes, tortitas de Santa Clara, Cemitas, rompope, entre otros.

http://www.subterraneos.com.mx/wp/archives/8448

10 de mayo 2012

Nuez, tiempo de guerra

Edgar de la Cruz

Desde el mes de julio tenemos abundancia de nuez, durazno, granada, pera de leche y manzana panochera, con esto es posible que uno de los platillos más representativos de Puebla se lleven a cabo, si estás pensando en el chile en nogada, acertaste. Los mexicanos nos destacamos en la cocina porque, creo yo, no tenemos miedo de combinar ciertos ingredientes que nadie nos prohíbe mezclarlos –creyendo que nunca, nadie lo haría-. Como los niños, que suelen combinar sabores de refresco, comer sándwiches con doritos dentro del pan, o sumergir sus papas fritas en helado. Este tradicional platillo se caracteriza por la unión de sabores dulces y salados y, sus brillantes colores: verde, blanco y rojo. La preparación es la que eleva su precio, y es que cuesta prepararlos, desde estar pelando la nuez –porque vale casi el triple comprarla pelada–. Y a pesar de que no me considero un fan del chile en nogada, cada que pruebo uno me sabe diferente al anterior. Ya no sé cuál debería ser su sabor, preguntándome como sabía el primero que prepararon, y es que si usáramos los ingredientes en la porción correcta esto no sucedería. Ahí es donde entra la tradición y la enseñanza previa, porque a la abuelita le gusta con más fruta o porque a la mamá le pareció bien agregarle mucho clavo.

http://neotraba.com/nuez-tiempo-de-guerra/

Septiembre 13, 2012

Chile en Nogada, 2915. Fotógrafa Lilia Martínez.

Chile en Nogada, 2915. Fotógrafa Lilia Martínez.

Mexicanidad

José Luis Dávila

Estos días podemos ver festejos de una liberación como inicio de la vida nacional, y vemos trajes típicos, adornos multicolores, sombreros exagerados, bigotes falsos. Hay banderas pintadas en los rostros que muchas veces no conocen el simbolismo tras cada franja de color.

Hay, también, un montón de comida. Antojitos por todos lados, en todas las plazas de todas las ciudades de todo el país –pese a que en algunos lugares, argumentando la presencia del crimen organizado, se han suspendido ferias y actos públicos–, y todos se llenan el estómago convencidos de que lo que consumen es como acercarse a la cultura que era oprimida en los siglos XVI y XVII, sin darse cuenta de que en los platillos, el mestizaje es entre ingredientes.

http://www.sexenio.com.mx/columna.php?id=4452

15 de septiembre 2012

Viñeta. Centro de Documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Viñeta. Centro de Documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Su majestad el chile en nogada

Fabián Valdivia

La vida y leyenda de los Chiles en Nogada ha traspasado el paladar y se ha convertido en un representante de la culinaria poblana y nacional que combina sabores y olores con vistosa presentación. Esta galante creación es el resultado de ingredientes combinados de forma perfecta: el rojo de la granada salta a la vista sobre el blanco de la nogada, que cubre el capeado que abraza al verdor de la torneada figura del chile poblano, con su inimitable y curveada punta. Pero ¿que hace de este platillo un hito de la gastronomía? La respuesta va más allá de los mitos. Es resultado de una amalgama de productos endémicos con los traídos desde Europa y Asia durante la conquista, […] los frutos, y la carne -tanto de res como de puerco- provienen del viejo continente, mientras que la nuez y la granada tienen sus orígenes en tierras asiáticas. Todo ello se adereza con el sabor del jerez, la leche y el queso de cabra, que dan la textura tan especial a la famosa nogada.

Vía México

Agosto 2015

Chile en Nogada, 2915. Fotógrafo José Loreto Morales.

Chile en Nogada, 2915. Fotógrafo José Loreto Morales.

tenedor

 

LA COCINA DEL TITANIC A 104 AÑOS DE SU DESAPARICIÓN

Barco: objeto de culto asociado
al viaje nocturno por el mar
y también a otras deidades
y a los espíritus de los muertos.
Juan-Eduardo Cirlot, Diccionario de símbolos, 1994.

Bienvenidos a bordo. El RMS Titanic (1912), de la compañía White Star Line, ha sido el más mitológico de los buques jamás fabricado por la mano del hombre. Partió de Southampton, Gran Bretaña, con destino a Nueva York, Estados Unidos. En los cuatro días que duró su viaje inaugural fue el hotel flotante más grande, bello y lujoso construido hasta ese momento. La fatídica madrugada del 15 de abril de 1912, el Titanic se hundió en las heladas aguas del Atlántico Norte tras impactar contra un iceberg, llevándose con él la vida de 1514 personas -algunas de las más ricas del mundo y, como contraste, cientos de inmigrantes que buscaban una mejor vida en Norteamérica- dando inicio su leyenda, mantenida gracias a películas, libros, exposiciones, canciones, memoriales y, ahora, esta entrada del blog.

El monumental RMS Titanic. Photo by Central Press/Getty Images.

El monumental RMS Titanic. Photo by Central Press/Getty Images.

Sección del centro del transatlántico en la que se pueden ver todas sus cubiertas. https://es.wikipedia.org/wiki/RMS_Titanic

Sección del centro del transatlántico en la que se pueden ver todas sus cubiertas. https://es.wikipedia.org/wiki/RMS_Titanic

A inicios del siglo XX, el transporte marítimo era un negocio lucrativo y floreciente, sobre todo porque no existía todavía el transporte aéreo, la emigración a los Estados Unidos estaba en auge y el volumen del correo iba en aumento. Si bien los trasatlánticos de la época no llegaron a tener la majestuosidad del Titanic, las fotografías presentadas a continuación, dan una idea de cómo era ese tipo de barcos, sus comedores y sus promocionales.

Como el viaje del flamante Titanic sólo duró cuatro días casi no existen fotografías de él; las pocas que se tomaron son las de un pasajero que se bajó en Irlanda cuando el Titanic recaló ahí. La gran mayoría de las que circulan en la web, identificadas erróneamente como del Titanic, en realidad son del Olympic, un trasatlántico de la misma compañía White Star Line.

Las circunstancias del desastre del transatlántico británico, hasta cierto punto, eran predecibles; las diversas circunstancias, por sí solas, no hubieran ocasionado el desastre y la pérdida de tantas vidas, pero es con todas juntas que sobreviene la catástrofe:

  • Navegar a alta velocidad en un mar en deshielo.
  • Virar a babor para intentar esquivar el iceberg.
  • Navegar a contramarcha.
  • El acero del casco contenía un alto contenido de azufre, que lo hacía más quebradizo.
  • Un insuficiente número de botes salvavidas, apenas para la mitad de los pasajeros
  • La incredulidad de algunos pasajeros que pensaban que el barco no se hundiría, por lo que los primeros botes salvavidas no fueron ocupados al máximo

El proceso de evacuación se apegó al conocido “mujeres y niños primero”, por lo que menos del 30% de los pasajeros sobrevivientes fueron hombres -solo se salvaron algo más de 700 personas. “El hombre retó una vez más a las Fuerzas de la Naturaleza, y perdió”, Felicidad Saiz, La cocina del Titanic (Ediciones Grupo Zeta, Barcelona, 1998).

Una historia trasmitida por generaciones, es la del mexicano embarcado en el Titanic, Manuel R. Uruchurtu, diplomático en visita oficial a Francia. La noche en que el Titanic chocó contra el iceberg, Uruchurtu -gracias a su estatus de diplomático- fue subido al bote salvavidas número 11; ahí una mujer inglesa, Elizabeth Ramell Nye, imploró por ser incluída en el bote salvavidas, clamando que su esposo e hijo le esperaban en Nueva York. Uruchurtu le cedió su lugar pidiéndole, a cambio, que en caso de no sobrevivir visitara a su familia para contarles sobre su destino. En 1924, Ramell cumplió su promesa, viajando a México para encontrarse con la viuda de Uruchurtu. Sólo tiempo después se descubrió que Ramell ni estaba casada, ni tenía hijo.

“La cocina del Titanic”, Alejandro Sicilia, David Zurdo, Juan Agustín Rodríguez, Ediciones Grupo Zeta, Barcelona, 1998.

“La cocina del Titanic”, Alejandro Sicilia, David Zurdo, Juan Agustín Rodríguez, Ediciones Grupo Zeta, Barcelona, 1998.

Mientras duró el malogrado viaje del Titanic, los pasajeros de primera y segunda clase disfrutaron de una de las mejores cocinas del mundo. Augusto Escoffier, el emperador de los cocineros e inventor de la cocina de lujo en los hoteles, fue el encargado de diseñar el mejor menú, para el mejor de los buques. Escoffier, en su momento, instó al perfeccionamiento de todo lo relacionado con el arte de la cocina y vigorizó los menús con productos de temporada. También organizó al personal de cocina y los cocineros para que las tareas fueran eficientes y rápidas, reduciendo el tiempo de elaboración de la comida y la decoración de los platos.

El personal de cocina del Titanic estaba compuesto de la siguiente manera:

Cocinero jefe

Chef

Ayudante de chef

5 encargados de las despensas

8 ayudantes de los encargados de las despensas

14 personas en la antecocina

21 cocineros

8 carniceros

12 panaderos

2 pasteleros

10 encargados de la vajilla

1 camarero

2 porteros

Lo referente al servicio de la mesa y su presentación se reglamentó para que hubiera suficiente mantelería, vajillería, cristalería, cubertería, adornos y centros florales, por lo que se solicitó para el Titanic:

57,600 piezas de vajilla

29,000 piezas de cristalería

44,000 piezas de cubertería

12,000 platos de comida

1,000 tenedores para ostras

15,000 copas de champán

45,000 servilletas

Los chefs y cocineros del transatlántico pasaban días enteros preparando las grandes comidas y cenas que se servían a los pasajeros. De los menús de primera y segunda clase cuidaban hasta el mínimo detalle en cada uno de sus platos. Los pasajeros de primera clase, que la noche del 14 de abril cenaron en el comedor y en el restaurante, disfrutaron de los delicatessen de la época y de diez clases diferentes de vinos y licores que acompañaron a cada uno de los platos servidos.

Los restos del Titanic fueron buscados por varios años; las primeras investigaciones iniciaron a fines de los años 1970´s, existiendo proyectos que intentaron reflotar el navío, pero no tuvieron éxito. Finalmente -en el marco de una misión secreta-, los restos fueron descubiertos el 1 de septiembre de 1985. Algunas compañías se han llevado miles de objetos del navío -algunos lo califican de pillaje- que, ya en la superficie, han sido restaurados y vendidos. Los objetos rescatados han creado grandes polémicas pues, en teoría, estas piezas solo pueden ser cedidas a museos, lo cual no ha sucedido.

Con los objetos rescatados se han realizado numerosas exposiciones y se han formado varias sociedades históricas y culturales que investigan y difunden lo relacionado al mítico transatlántico.

Al centenario del hundimiento del Titanic (en el año 2012), Musealia, una empresa española dedicada a crear y gestar exposiciónes, produjo Titanic The Exhibition, una muestra sobre su grandeza y su tragedia, con más de 200 objetos reales y recreaciones de sus estancias interiores. Todas las fotografías presentadas a continuación, pertenecen a Musealia. http://www.musealia.net/titanic-the-exhibition/ 

“Titanic The Exhibition”, exposición creada y gestada por Musealia. Imagen de la WEB.

“Titanic The Exhibition”, exposición creada y gestada por Musealia. Imagen de la WEB.

25 expo-titanic-madrid-01-16

608[1]

Titanic The Exhibition, se expuso en el Pabellón Guanajuato Bicentenario, México, del 25 de octubre al 30 de abril de 2015. La exposición con más de 260 piezas originales -adquiridas o donadas que se encontraron en el barco-, fue inaugurada el 24 de octubre con una cena que recreó la última que degustaron los pasajeros en el Titanic. El menú de 10 tiempos, fue el mismo que confeccionó el chef Auguste Escoffiet, ahora con la dirección del chef Dominique Tougne. Un innegable e interesante viaje al pasado.

tenedor

¡SANDWICHES DE LORENZO PARACHOQUES! SU RECETARIO

Los sándwiches no pueden faltar en las fiestas.
¿El motivo? Puede ser grande o pequeño.
De estricta intimidad.
Abarcar un amplio espectro de relaciones familiares
o canalizar nuestro deseo de reunir amigos. 

Sara Tamayo, La cocina de fiesta de Burda, 1977.  

En México, desde los años cincuenta, los sándwiches se popularizaron cada vez más, se les servía en las fiestas infantiles, posadas, tardeadas, despedidas de soltera y días de campo.  El sándwich como tal, se prepara con el llamado “pan de caja”, este nombre proviene de cuando los colonos europeos llegaron a América, llevando con ellos sus propiedades más preciadas, mismas que guardaban en pequeñas cajas. Una vez aquí, estas cajas fueron usadas a manera de moldes para hornear el pan.

Pan de caja, viñeta. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Pan de caja, viñeta. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Se dice que el sándwich procede del siglo XVIII, que un lord inglés, John Montagu IV conde de Sándwich, gustaba de poner entre dos panes una rebanada de carne, esta preparación le facilitaba sostener el alimento con una sola mano para así, poder continuar jugando cartas. En su honor, este tipo de alimento es llamado sándwich.

La comodidad del Sandwich, viñeta, publicidad Bimbo. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

La comodidad del Sandwich, viñeta, publicidad Bimbo. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Cuando viví en Ciudad Alemán, -un campamento del que ya he comentado varios pormenores en la entrada LA LISTA DE COMPRAS ENTRE LA UTOPIA Y LA REALIDAD-, por el tremendo calor que hacía, (40ºc), empezaba a guisar muy temprano para que a la hora de más calor, ya estuviera fuera de la cocina.  Generalmente preparaba comidas frías o secas, pero sobretodo, me hice especialista en sándwiches estilo “Lorenzo Parachoques”.

Recetario ¡Sandwiches de Lorenzo¡, 12 páginas, 12 recetas, King Features Syndicate, Inc, USA, s/f. Biblioteca de la Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Recetario ¡Sandwiches de Lorenzo¡, 12 páginas, 12 recetas, King Features Syndicate, Inc, USA, s/f. Biblioteca de la Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Lorenzo Parachoques es el personaje principal de la historieta cómica llamada Lorenzo y Pepita, -fue creada en la década de 1930-. Esta historieta se vendía en forma de cuento en los puestos de periódico, -la comprabas con tu domingo-. Una de las historias es que, cuando Lorenzo no podía dormir, iba a la cocina y se preparaba lo único que sabía hacer: un gigantesco sándwich. Él, osadamente, sacaba del refrigerador cuanto ingrediente encontrara: carnes, hortalizas, huevos cocidos y quesos, ya con todos ellos, precariamente componía un sándwich de varios pisos. Los ruidos despertaban a Pepita, quien rápidamente acudía a la cocina y sorprendida, miraba como Lorenzo devoraba el suculento sándwich.

Recetario ¡Sandwiches de Lorenzo¡, 12 páginas, 12 recetas, King Features Syndicate, Inc, USA, s/f. Biblioteca de la Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Recetario ¡Sandwiches de Lorenzo¡, 12 páginas, 12 recetas, King Features Syndicate, Inc, USA, s/f. Biblioteca de la Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Los sándwiches que preparaba en el campamento, eran de varios y colmados pisos y con una gran variedad de ingredientes, lo que estuviera a mi alcance: carne guisada, verduras, hortalizas, diferentes tipos de queso y embutidos.  Los familiares y amigos que nos visitaban, -la verdad muy pocos, ya que no soportaban el excesivo calor-, preferían comer sándwiches que cualquier otro tipo de comida. Hoy día son muy recordados.

En los varios recetarios manuscritos que poseo, al sándwich no le se encuentra antes de la década de 1920. Es hasta el año de 1929, que la cocinera Amparo Gómez, lo incluye en su recetario, en él se encuentran cinco recetas de sándwiches, mencionado como contenedor del relleno, a medias noches, galletas de soda -galletas saladas- y “pan ideal”. El Pan Ideal -pan de molde envasado en papel encerado-, nace en 1925 con la finalidad de distribuirse masivamente en diferentes comercios. Su primera planta industrial se inaugura en 1955 convirtiéndose así, en la panadería más grande del país. En 1992 pasa a formar parte del Grupo Bimbo.

Sandwchis de jamón, Recetario manuscrito de Amparo Gómez, 1929. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

«Sandwchis de jamón», Recetario manuscrito de Amparo Gómez, 1929. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

“Sandwchis de pollo”, Recetario manuscrito de Amparo Gómez, 1929. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

“Sandwchis de pollo”, Recetario manuscrito de Amparo Gómez, 1929. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Si la intención al crear el primer sándwich fue para poder comer mientras se jugaba a las cartas, después, la empresa llamada Panificación Bimbo -fundada en 1945-, crea los teleSandwiches para poder comer mientras se miraba la televisión.

TeleSandwchis, publicidad Bimbo, viñeta. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

TeleSandwchis, publicidad Bimbo, viñeta. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Cuando Bimbo nació, opto por comenzar con un pan chico, un pan grande -de sección cuadrada propio para sándwiches- y un pan negro -de trigo-centeno-. Su innovación era que, en lugar de venir envasado en papel encerado, venia en papel celofán, lo que les permitiría a los clientes ver lo que compraban.

Bimbo tiene algo más!, publicidad Bimbo, viñeta. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Bimbo tiene algo más!, publicidad Bimbo, viñeta. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

La imagen de la empresa es el Osito Bimbo -un oso blanco de juguete con gorro y delantal y un pan bajo el brazo-. La red de distribución del pan se amplió en 1949, instalándose en la ciudad de Puebla, la primera agencia de comercialización. Actualmente la empresa se ha expandido en más de 17 países.

Libro “Nuestra Historia”, Organización Bimbo, Lorenzo Servitje, 1985. Biblioteca de la Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Libro “Nuestra Historia”, Organización Bimbo, Lorenzo Servitje, 1985. Biblioteca de la Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Alcancía Osito Bimbo. Fotógrafa Lilia Martínez. Colección Familia RojanoMartínez.

Alcancía Osito Bimbo. Fotógrafa Lilia Martínez. Colección Familia RojanoMartínez.

Alcancía Osito Bimbo. Fotógrafa Lilia Martínez. Colección Familia RojanoMartínez.

Alcancía Osito Bimbo. Fotógrafa Lilia Martínez. Colección Familia RojanoMartínez.

Receta para teleSandwiches.

Bimbo haga otra cosa buena, publicidad Bimbo, viñeta. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

Bimbo haga otra cosa buena, publicidad Bimbo, viñeta. Centro de documentación Fototeca Lorenzo Becerril A.C.

tenedor